No es momento de pensar en dinero

Por Kevin Montien González
@MontienKevin

La indolencia de algunos dirigentes del fútbol profesional colombiano se ha visto en su máxima expresión en época de crisis mundial. Opinión de Alejandro Aguilar Briceño

March 21, 2020
FOTO: El Deportivo


Opinión de Alejandro Aguilar Briceño:

Con bastante sorpresa y decepción he visto día tras día cómo los dirigentes del fútbol profesional colombiano muestran su peor cara, puesto que ante la crisis sanitaria que atraviesa el planeta, en lo único que han pensado en el la finanzas de sus clubes.

El primero fue el presidente de Atlético Nacional, Juan David Pérez, quien se negó a jugar a puerta cerrada la Liga porque las pérdidas en taquilla serían millonarias e incluso emitió un comunicado oficial sentado su posición; lo que él no pensó es que la Liga ni siquiera debía seguirse jugando.

Después, cuando el aplazamiento del FPC fue una realidad incluso a pesar que el señor Jorge Enrique Vélez, presidente de la Dimayor, parecía ni darse por enterado de la situación mundial, salió el gran Enrique Camacho.

La taquilla del partido ante Once Caldas valía más o menos 700 millones de pesos”, fueron las palabras del máximo dirigente ‘Embajador’, quien además se mostró preocupadísimo porque si no se juega le tendrá que devolver 3.000 millones de pesos a los abonados.

Y ni se diga de Jose Augusto Caden del Cúcuta, quien fiel a su estilo se hizo tendencia por el tema de la suspensión de contratos a sus jugadores, obviamente pensando en salvaguardar sus arcas, a costa de lo que sea.

Por fortuna en el Gobierno hubo algo de cordura y suspendieron todo, porque si fuera por los dirigentes del fútbol colombiano, la Liga se seguiría jugando con normalidad.

Qué vergüenza ser dirigente del fútbol colombiano. No se pide altruismo, no se piden obras de caridad, solo se pide entender el contexto mundial y ver más allá de los millones que están acostumbrado a echarse al bolsillo.

Obviamente un Presidente de un club debe velar por sus intereses, pero el épocas como estas es su deber pensar en la mayoría. En cualquier caso ha quedado en evidencia la calaña de seres humanos que están en el fútbol nacional, al punto que hasta hay clubes que no han suspendido la actividad

Irresponsables, inconscientes e insensatos. El fútbol debe parar ya mismo. Hay que entrenar en casa, hay que tomarse las cosas en serio, porque el fútbol no es nada sin hinchas y son los hinchas quienes se están sufriendo las consecuencias

Y lo peor de todo, ya dijeron que probablemente el 18 de abril regresa la Liga… VERGÜENZA.

eldeportivo.com.co