El 'candado' nacional pierde vigencia

Por Redacción EL Deportivo
@eldeportivo.com

Solamente siete de los veinte equipos en Colombia tienen un arquero nacional custodiando su arco. Trece son extranjeros. Pocos goleros criollos se destacan o surgen en la actualidad

February 7, 2015
 
Las tendencias marcan la moda y las modas marcan los usos generalizados. Por lo menos, sucede ahora en el pórtico de los equipos profesionales del fútbol colombiano, donde la mayoría (trece de veinte) son custodiados por goleros extranjeros, ratificando la crisis de nuevos talentos para el arco nacional. 
 
En la selección mayor de Colombia, se depende mucho del momento que viva el antioqueño David Ospina, quien vuelve a cobrar vigencia con el Arsenal de Inglaterra. Desde allí, las posibilidades de recambio son menores. Faryd Mondragón era demasiado viejo y se fue. Camilo Vargas anda en una verdadera crisis existencial que no le permite ni tener equipo y los de atrás, no apuran. 
 
La cantera del Deportivo Cali que se solventó en el trabajo de la escuela Carlos Sarmiento Lora cuando el desaparecido Carlos Portela consolidó a los denominados ‘Trillizos’: Oscar Córdoba, el desaparecido Miguel Calero y el mismo Faryd Mondragón, parece extinguirse. Luis Alfonso Hurtado tuvo el chance con el técnico Héctor Cárdenas pero no pudo con el arco del Deportivo Cali; José Johan Silva no tiene equipo en la temporada; Johan Wallens fue enviado por los azucareros al Real Santander de la B y Jáiber Cardona ya tiene muchos años. Total, la gran escuela de arqueros del conjunto caleño brota nombres, pero ya no son leyendas. 
 
Los goleros antioqueños no existen y no hay mucho de donde echar mano. 
 
El tiempo también dejó atrás a aquellos arqueros espectaculares tipo James Mina Camacho, Octavio ‘Ormeño’ Gómez, Pedro Antonio Zape o José María Pazo. Ya se envejecieron Williams Buenaños, ‘Neco’ Martínez, Luis Estacio, Alexis Márquez y el mismo Wílder Mosquera, que recién ahora con el Cúcuta, debutó en primera división, a pesar de sus 30 años. 
 
Por ahí quedan las alternativas de José Fernando Cuadrado, del Once Caldas; Robinson Zapata y Leandro Castellanos, de Santa Fe; Cristian Bonilla, de La Equidad, y Diego Martínez, el golero quindiano de Jaguares. 
 
Pocas opciones, refiriéndose al arco de una selección mayor. Gracias a Dios, en territorio brasileño apareció el gigante Álvaro Montero, natural de El Molino (Guajira) y arquero del Sao Caetano y del seleccionado juvenil de Carlos ‘Piscis’ Restrepo. Parece que por esos lados, está la renovación que se necesita urgentemente en el pórtico nacional.
 
eldeportivo.com.co / Wilfrido Franco García